Historia de la compañía
Don Eutiquio Chico tuvo un sueño... y lo convirtió en realidad. Tenía claros sus valores, sus capacidades y sobre todo su forma de entender la vida. No vino de una familia acomodada... ni mucho menos. Todo lo ganó con sudor y esfuerzo, valores que no ha olvidado transmitir a ninguno de los rincones de su grupo empresarial... Eutiquio lleva treinta años consiguiendo aquello con lo que de niño soñó... Ganarse la vida de forma honesta y dando servicio...

 

1972  Aves Chico, nace fruto del esfuerzo y trabajo de su fundador, Don Eutiquio Chico. En su comienzo, Aves Chico estaba dedicada a la venta al mayor de productos avícolas en un local sito en Valencia, poco después abrió una delegación en Ibiza, donde comenzó a ampliar la gama de productos para satisfacer las necesidades de sus clientes; cerdo, ternera y venta a carnicerías. Con el tiempo, se introducen nuevas secciones, congelados y productos de seco. Como perspectiva de crecimiento, se apostó abiertamente por ampliar las instalaciones. 
   
   
2000 Traslado al reciente polígono industrial de San Antoni, siendo la primera empresas que allí se ubicaba, adquiriendo una parcela de 6.000 metros. Se amplía la gama de productos, aportando un valor ñadido a nuestra oferta. Aves Chico apuesta por los productos de nuestra tierra, comercializando productos de primeras marcas nacionales e internacionales de una alta calidad. El objetivo que se persigue es el de abastecer y satisfacer la necesidad de todos nuestros clientes. Diversificar, innovar y mejorar son nuestra línea de trabajo. Por eso aumentamos nuestra cartera de productos y buscar nuevas líneas de negocio conjuntamente a una mejora de la calidad. Actualmente, Aves Chico se encuentra en un proceso de mejora constante en el cual tratamos de facilitar aún más si cabe la labor de nuestros clientes.
   
   

Como parte de la estrategia de modernización y adaptación a los nuevos canales comerciales, se pone en marcha un ambicioso proyecto de tecnología el cual se inicia con el arranque de la nueva página web corporativa del grupo y de la nueva despensa virtual, desde la cual todos nuestros clientes podrán realizar sus pedidos de una forma segura y cómoda, estén donde estén.

 

No tiene ningún sentido ni práctico, ni emocional, ni sobre todoempresarial, aumentar el volumen de ventas si no tengo al 100% de mis clientes completamente satisfechos.

Frase grabada en la memoria de Jesus Angel, hijo de Eutiquio, cuando tenia 7 años.